Subrrogación

La gestación subrogada, maternidad subrogada, gestación por sustitución, vientre de alquiler, madre de alquiler o subrogación es la práctica por la que una mujer gesta un hijo para otra persona o pareja.

Aproximadamente una de cada seis parejas en edad reproductiva tiene problemas para conseguir el embarazo. Es lo que se conoce por problemas de fertilidad o infertilidad. Las causas que pueden llevar a la infertilidad son muy variadas y pueden afectar tanto a la mujer como al hombre o incluso a ambos.

Muchos de los problemas para lograr el embarazo se deben a la presencia de alteraciones en los gametos (óvulos y espermatozoides) que impiden la fecundación. No obstante, también pueden existir problemas uterinos que dificulten la implantación del embrión.

Existen mujeres cuyo problema de fertilidad es la incapacidad de llevar a término el embarazo. Afortunadamente, la solución reproductiva para ellas es la gestación subrogada, es decir, el proceso por el que una mujer se ofrece voluntariamente a gestar al hijo de aquella que no tiene esta capacidad pero desea ser madre.